Totes les entrades de La Ratera

Toni Barbarà Professió: Metge Nascuda a Barcelona l'any 1946 Milita a Moviment Unitari. És membre del Comitè Executiu del PCC. Perfil: http://laratera.avant.cat Activitat: Militant del PSUC, des dels temps de la clandestinitat, ha treballat activament en l'àmbit local des de la seva ciutat, Badalona. +

“Que sí que sí, Que no que no”…

Toca ser serios. Y responsables. O callar  para un buen rato.

Un Revival sugerente y oportuno:

Rebelde sin causa” y el desafío de la carrera suicida hacia el abismo. Rugen motores y rugen los enardecidos fans de cada rival. Gana el que frena el último. Pero pierde el que no frena, y lo pierde todo el que se precipita en el vacío. En juegos perversos, irresponsables y mal planteados se puede acabar con todos al precipicio.

rebelde-sin-causa-2

“Nada que tratar. No pienso ceder nada” en nada”

Rebelde_

“¿Preparados? ¿Listos? ¡¡ YA!!”

Rebeldes con causa

… “de haberlo pensado antes y mejor”

Un escenario Bipolar (y bipolar es patologia en salud mental). Una carrera suicida. No hay opción para el matiz ni la razón. No se aceptan preguntas. Solo se aceptan acólitos y palmeros. Pensantes autónomos, abstenerse.

Una sociedad partida por la mitad y sin otras salidas que las letales salomónicas. ¿Se puede preguntar a los preguntadores sobre que cosas queremos decidir ? ¿ Es una locura plantear, marco, población concernida, tiempos, condiciones de campaña, garantías logísticas, observadores acreditados, reglas de juego, lectura de resultados ?…y tantas otras cosas nada baladís. Tienen la obligación- las Administraciones, ambas- de pensar en tantas y tantas gentes, que hoy siguen el “procés”, “guiados” y jaleados por sus antitéticos canales de TV, y que están confundidos, atemorizados, o aún peor cansados, indiferentes (y ven televisiones amarillo-basura, líderes de audiencia). O todavía peor, miles de ciudadan@s que no solo lo tienen claro sino que tienen y afirman tener toda la (su) razón.

Demasiados años de rechazo, de demonización y castigo al hecho catalán. Grandes dosis de autoritarismo centralista y retrogrado desde ese Tribunal tan poco Constitucional. Los otros, demasiados años gobernando Cataluña como su cortijo (perdón Masía). Impunidad y corrupción insoportable en las dos trincheras. Manejo tertuliano mercenario sobre fotos fijas, negación de cambios en correlaciones de fuerzas que se pretenden inmutables aunque todo esté mutando. Ausencia de política, exceso de base o poso ultra nacionalista por definición discriminador y/o excluyente.

Es la necesidad de retroalimentarse los dos polos. De existir contra el otro. Fabricantes de patriotas irreductibles, cada cual con su ideario, argumentaría y escenario de parte partidista. Un paradigma de manipulación del agotador y frustrante “processisme” y de las fechas límites consecutivas y recidivantes, año tras año, mientras se agarran a sus permanencias en los respectivos gobiernos. ¿Cómo echar a los irresponsables e inútiles que nos han traído hasta aquí?

Visceralidad versus razonamiento. Hormonas versus neuronas. ¿Cómo votar razonablemente a una alternativa limitada previamente entregada? ¿Cómo Votar un federalista en el cesto de los secesionistas, o aun peor en la colecta de los peperos? ¿Cómo insistir en unes garantías democráticas mínimas y algunas ya imposibles y ya conculcadas? Y una última y no menos importante cuestión, para mí: ¿Que supone esta participación supuestamente refrendaría respecto del modelo de estado no solo en su encaje sino en su matriz socio-política? ¿Alguien ha manifestado opción u opinión sobre eso que debemos llamar clases sociales… lucha de clases?

Mani 24 11 13 2

Llegados aquí, algunas reflexiones.

  • Panorama del 2 octubre. ¿Ganadores /Perdedores -?. ¿Cómo gestionar cualquier resultado que no sea de enormes mayorías? ¿Por lectura de aplastamiento?, ¿por la mitad más uno?, ¿sin darle vinculación de cumplimiento?,…o ¿hasta la próxima partida? Léase, elecciones. Sí o sí
  • Un problema aritmético. Con esta pregunta, y caso de producirse la “consulta” de una u otra condición –que no referéndum- la respuesta de los sectores independentistas es clara e inequívoca: SÍ.
  •  En cambio dentro de la hipótesis del NO diverso, las opciones son confusas y muy heterogéneas, incluso ideológicamente antagónicas. Habría que aceptar un Totum revolutum anti ético y antiestético de posiciones soberanistas no- secesionistas (confederales), federalistas, y por descontado autonomistas/unionistas /españolistas.
  • Otras salidas para la amalgama del “NO al Sí”, sería la abstención política, el voto en blanco o el voto nulo. Todas y cada una de ellas con una fácil exposición de bases justificadoras. Una fragmentación que a la postre divide votos del “No, al Sí” y que permitirá, seguro, inexorablemente, interpretaciones, lecturas o legitimidad/deslegitimidad según convenga a cada parte. Y eso es más confusión, más confrontación, más bloqueo.
  •  En cualquier caso, parece incuestionable, que habrá que convocar unas elecciones autonómicas por necesidad imperiosa y por todos los motivos. Y que será de ese resultado electoral (con programas explícitos sobre modelo de estado, ADN social y encaje o desencaje) el que determinará la pantalla siguiente, siempre con la otra mitad de la pantalla atenta a los movimientos en el Estado Espanyol.
  •  Cualquier salida que recoja estas premisas y aglutine las más respuestas dentro el amplio espectro de los “Comuns” será una contribución impagable al desbloqueo de esta trampa interesada. Inteligencia i cartas sobre la taula companyes.
  • …..
  • Pont republicà

O así lo veo. Y no es momento de callar ni siquiera de limitarse a ser espectador.

Un republicano tricolor, aprendiz de comunista, federalista y radicalmente alineado en la defensa de los derechos sociales, económicos y democráticos, dentro delos movimientos sociales.

Toni Barbará Molina

 

Diagnóstico de la Sanidad pública en La Lamentable

Mani Marea BlRecomendaciones para la autodefensa ante la crisis sanitaria pública en Cataluña

Toni Barbará Molina
Médico  / Dempeus per la Salut Pública / Miembro de Marea Blanca de Catalunya

Vivimos días con profusión de noticias alrededor de la Sanidad y la salud. Un simple listado de temas nos llevará a concluir que la efervescencia de acciones está en pleno brote primaveral en el hiperactivo departamento que pilota el conseller Antoni Comín. En una posición de conflicto social y de alarmante calamidad humana este seductor filósofo pasa directamente de la disculpa a la ofensa. Mientras la ciudadanía insiste tozuda en ponerle un problema a cada solución, el  prestidigitador nos propone un presente de contención y resignación, “d’anar tirant” en aras a un futuro esplendoroso, rico y pleno. ¿Repasamos el temario?

Listas de espera.  Inaceptables por inhumanas. Masivas y estructurales. Ante un panorama de más de medio millón de ciudadan@s esperando y desesperando. El conseller anuncia casi mil millones de euros para listas de espera en hospitales…en unos cinco años…hasta reducir un 50% las listas de espera… en un lustro, y sin precisar en qué régimen de gobierno  solo sufriremos la mitad de nuestros desesperos. Con planes de choque que permiten colocar en el mercado paquetes de intervenciones o servicios, a precio de lote, y con la justificación de la “urgencia”.

Atención Primaria.  En precariedad patente y al límite. Con un recorte récord del 20 % de su presupuesto. Hoy por hoy, le destinan unos dineros para paliar el tema: “Salud reparte 12,5 millones entre 155 ambulatorios de zonas vulnerables. El departamento destinará otra partida de 10,9 millones a cubrir substituciones en atención primaria de ICS”.

El Consejo de Estudiantes de Medicina (CEMCAT) ha mostrado su respaldo a los profesionales de Atención Primaria “en la lucha contra los recortes para preservar la sanidad pública”. El movimiento exige que se reviertan los recortes de la Generalitat

Pero la revuelta acaba de estallar, al fin, también desde sus trabajadores y profesionales diversos: A partir de la llamada del CAP de Viladecans, se está constituyendo una nueva plataforma, Rebelión Primaria, ya con más de 50 centros y que exige y pone plazo para la reversión de la situación.

Legislación. En fase de elaboración: Legislación a Debate en el Parlamento: “Anteproyecto de fórmulas de gestión de la asistencia sanitaria con cargo a fondos públicos a través del Servei Català de la Salut

Compra Hospital General de Catalunya. Un culebrón de mentidos y desmentidos reiterativos. Una interpretación distinta para, y desde, cada parte: Quirón/Salud/Fresenius, población afectada, trabajador@s del centro, Departamento de Salud/SISCAT.  La compra compensatoria con el trile de la NO construcción de otros dos centros comprometidos (Rubí, St Cugat). Publicado en los medios de comunicación: “La Generalitat i Quirón-salud, entidad propietaria del Hospital General de Catalunya (HGC), confirmaron ayer que están negociando la venta del centro hospitalario de Sant Cugat del Vallès. El anuncio fue recibido con cautela por parte de los sindicatos, que se quejaron a ambas partes por no estar al caso de les negociaciones y no haber participado en ellas, al menos de momento”.

Del no estar en venta, al estar negociando, y a no importar el precio.  Otra vez más, y van muchas, apasionados constructores/compradores de edificios obviando la verdadera substancia determinante de contenido de la cuestión: la fuerza del trabajo, sus condiciones, valores, organización e instrumental.

Reformulación del macronegocio de la tecnología y la innovación, del big data sanitario que pudo haber sido  Visc+ y que luchando logramos que no fuera, y no es. Aquel brutal proyecto del inefable Boi Ruiz para la venta de datos sanitarios procedentes de nuestras historias clínicas. Ahora serpentea en otra versión notablemente elaborada y con menos aristas, llamada PADRIS. Ola participación en el Salón HEALTHIO International. Salut i Innovació , el 4 de mayo, en un taller de título tan sugestivo como Jornada de Compra Pública d’Innovació (HEALTHIO International) Workshop in Public Procurement of Innovation.  Moderno pero explícito. Y siempre vía AQUAS, la empresa joya creada y mimada por el Departament dedicada a la ciencia aplicada.

La invitación a ese salón plantea con claridad sus objetivos: La compra pública de innovación está adquiriendo cada vez más importancia en el mercado de la contratación pública para contribuir a la estrategia de innovación Europa 2020 para a un crecimiento inteligente, sostenible e integrador. En el sector salud la contratación pública de productos y servicios innovadores es capital para mejorar la calidad y la eficiencia de los servicios públicos, y para maximizar las inversiones presupuestarias.

Y podríamos seguir con otros ítems. Como la ley de universalización de la asistencia, o el debate en Cataluña (y en el Estado) sobre como morir: dignamente” –DMD – eutanasia,  o en “distanasia”, con encarnizamiento, dolor y agonía. O la lucha incansable de plataformas como Que No Pase +  de víctimas afectad@s por accidentes sanitarios…

Apagar fuegos. Desde los primeros chispazos, con extintores rápidos de pequeña enjundia económica, de tratamiento sintomático y mediático, y a la par con la instauración de una enésima comisión de expertos, o un plan a estudio para futuros. Jugar con la mano derecha en el Cercle d’ Economía (ahora con sucursal sectorial de Salud), ESADEs, y otras madrazas neoliberales auto postuladas como escuelas de negocio, y a la vez lucir mano izquierda en las relaciones sociales –cívicas, echando mano de un discurso claramente inspirado -copiado incluso-, de las tablas de reivindicaciones y las concepciones propias de los movimientos sociales, o  de estudios de rigor académico – amigo, y de las plataformas vecinales, en defensa de la salud y la sanidad públicas.

Ganar tiempo con la menor pérdida de plumas posible. Demasiado recientes en la reciente historia recuerdos aciagos del precio electoral que se paga después de una etapa de recortes sangrantes. Se trata de no repetir aquella debacle que marcó el inicio del ocaso del otrora mesiánico Artur Mas, fustigado por campañas sociales como “Prou Retallades” que venían a recordar a la gran mayoría de la población la peripecia diaria de su misma  supervivencia detrás de las políticas de austeridad austericida.

Pero hay más. Se trata, al mismo tiempo, de blindar legislación, estructuras y normativas que permitan un futuro a corto y medio plazo sin sobresaltos y con los mínimos riesgos previsiblesGarantizar larga vida para el llamado sistema de salud mixto, a la catalana, el de colaboración (parasitación) público-privada, de la mercantilización de la salud y del funcionamiento con lógica empresarial y de la preminencia del valor mercado en el denominado sector negocio de la sanidad.

Forges salud

Incluso para una mayor protección en el tránsito, visto lo incierto que se avecina, se permite el conseller una nueva jugada que reconozco atrevida y altamente perversa: Nuevas formulaciones en lo legislativo que re-unifiquen criterios, aúnen casuística y método, homogeneicen reglamentos. Todo ello  con el objetivo explícito de regular por arriba la opaca desregulación de unas determinadas fórmulas  de gestión que permitan la compra-venta, la externalización, el mercadeo en pro de una supuesta eficiencia.

Para ello es inevitable recrudecer la batalla del lenguaje.  Otra vez más los artistas mercenarios de la semántica re-inventan neologismos y eufemismos y así entramos de lleno en un debate que resulta ya urgente y crucial. Una confrontación socio-política – que planificarán también sin prisas – para identificar a que se refieren exactamente con términos como “sin afán de lucro”  o “empresas de economía social”, “gestión-eficiencia empresarial”, “ provisión y/o compra de servicios”, “sostenibilidad del sistema”,  “complementariedad y/o alianzas estratégicas”, o la manida y traída “competitividad”. Auténticos mantras postmodernos que permitan vehiculizar las más ajadas expresiones de mercantilización, privatización, concierto, encargo, externalización,… tan obsoletas como añoradas por importantes actores o sectores del negocio “a costa” de la salud. Reformular y preparar el terreno de un mercado que ha clavado sus mandíbulas en la sanidad pública y no piensa aflojar ni liberar a sus presas.

La estrategia es muy evidente:

– Para cada problema inmediato, un Plan a tres o más años.

– Para cada debate una iniciativa publicitada vía declaración, titular, y twit

– Para cada escenario un discurso distinto: para la patronal, los sindicatos, las entidades corporativas colegiales, e inclusive la ciudadanía empoderada e insurgente (Marea Blanca).

– Para cada apuro insostenible con imágenes descarnadas, un puñado de euros, de millones repescados de un cajón de la economía del jefe Junqueras, de algunos medios paliativos para demostrar sensibilidad e interés.

– Para cada reivindicación en las luchas, buscar una pausa pactada para la  de “impacto económico”, que arrojará conclusiones sistemáticamente negativas.  “Hay voluntad pero no hay dinero”.  Afirma que el estado central nos oprime y nos ahoga, también económicamente, lo cual para nuestra desgracia, resulta además difícilmente objetable.

En el escenario interno catalán las partidas presupuestarias están fijadas y re-partidas y por lo visto no cabe ni entrar en el debate de fondo que supondría re-discutir los criterios y las prioridades de proyecto, de las políticas y del carácter del gobierno.

La gran panacea. ¿La solución a todos nuestros problemas y penalidades? La independencia redentora. Entonces ya no nos robarán más desde Madrid. Ya solo seguirán expoliándonos desde el “interior”, los nuestros, los de casa, los de siempre. Y en todo caso la Unión Europa, el FMI, la Troika desde un “exterior” políticamente correcto. Con la independencilina nos ubicaremos en el paraíso y la abundancia.  Gobernados, eso sí,  por los mismos personajes, familias y criterios que ahora nos des-gobiernan en la pobreza.

¿Se podría hacer algo para paliar la situación actual? Sí:

-Menos planes y más compromiso, financiación, participación.

– Más trabajadores/as, doctoras y enfermeros, trabajadoras sociales, auxiliares, celadores, psicólogos, salubristas, investigadores/as, …

Más inversión pública y no solo gasto, para sostener con garantías y suficiencia unos servicios públicos, salud y sanidad,  educación y atenciones sociales incluidas, de carácter universal, equitativo, integral, de calidad y público. No hay mejor plan, ni mejor criterio, ni mejor política.   

Salut !!

Toni Barbarà Molina

—–

http://lamentable.org/recomendaciones-para-autodefensa-ante-crisis-sanitaria-publica-cataluna/#more-35136

 

 

Notícia d’una votació on line, i un Regal per a vosaltres

Marees a l'H 16 11 16 bis

Parece que esto de las votaciones “comuns” arranca…
Lo he intentado desde mi limitación analógica y sorprendente: LO HE CONSEGUIDO. Como cantaba la entrañable Trinca “Ja he votat”
No os digo más porque el voto es secreto y a buenos entendedores…
Me comunican que ahora YA se puede pedir el voto.

He consultado con mi equipo de campaña (?!;-)) y he decidido por unanimidad que no voy a hacer campaña. Ni quiero, ni debo …ni puedo. O ya está hecha o ya no procede.
Solo reiterar a posibles clicador@s del que suscribe y a insurgentes compañer@s de locuras saludables que este ensayo/test pretende, y no más ni menos, aportar experiencias, valores, proyectos y luchas,desde los movimientos sociales en que me ocupo, y en especial en la reivindicación por una salud y sanidad públicas,

NH Marea Blanca Cat

I que no patiu que surti o no surti la prova, el dia 9, i posteriors tinc l’ agenda ben plena d’accions desde la ciutadania empoderada i exigent dels seus drets.
Salut !!

 I ara un regal d’un amic anomenat Charles :

presentacio-nova-cultura-de-la-salut-toni-barbar-1-728Entre una pila de missatges i “m’agraden” (i no) d’aquestes darreres hores, m’ha fet patxoca un del vell amic i company Albert Ferris on recordava una presentació “inusual” que vaig fer a la jornada de DEMPEUS anomenada “Per una Nova Cultura de la Salut” allà pel juny de 2011. Al Caixa Fòrum…

Com ell em proposava de REpenjar-la, he anat a l’ arxiu i vet aquí que l’he REpescada. És clar que fa molt de temps i per tant eren efervescències quasi de joventut… però no deixa de ser veritat que no és una presentació convencional i menys encara parlant de salut. És divertida i vol ser humana i directa als valors.

Si voleu podeu REvisar-la.  Xalareu !!

https://www.slideshare.net/…/presentacio-nova-cultura-de-la…

La imagen puede contener: una persona, texto

 

 

Candidat a aquestes alçades ?!

Mani 24 11 13 2

Això em pregunten a casa i em pregunto a mi mateix en alguna estona de pau i serenor. No n’has tingut prou encara ? I si et dediquessis a la contemplació jubilar i pre-senil que es suposa que “toca” als i les de la teva quinta ?

Doncs els agraeixo les seves millors intencions però ja saben la resposta. Cal cuidar-se, i la sola manera de mantenir la bicicleta dempeus és rodant sense aturar-se. Ho saben  i els repeteixo a diari: salut és lluitar perquè lluitar és salut … Fins que ens enxampi la maleïda parca.

I això a què ve ?? Doncs a dir-vos. estimades lectores, que tossut sense remei a la fi, he presentat la meva candidatura a la coordinadora ampla del moviment/partit emergent dels i de les “Comuns”. No hi ha dubte que aquest pot ser, podria esdevenir, un instrument interessant en la lluita i la re-conquesta de la dignitat, l’esperança i la justícia del poble i amb els pobles concernits. Com sabeu, tot depèn, De què depèn ? de les persones, totes. De les que llueixen a la cresta i sobretot de les que empenten a la base, de les que hi aposten i de les que en fa una crítica honesta (i uso l’adjectiu d’honesta” per no caure en el tòpic pervers de “constructiva”).

Mani Marea Bl

Depèn sobretot de la metodologia, de la generositat, de la primacia d’allò col·lectiu, de la transparència i la democràcia rigoroses, de fer de les anunciades “noves polítiques” les veritables POLÍTIQUES en majúscules. Depèn de la “confluència“, aquesta parauleta de la que segueixo reivindicant els orígens però no les males praxis comeses en el seu nom. De la capacitat, en fi, de suma i incorporació de diferents i no antagòniques, del tracte exquisit, decidit i respectuós, als moviments socials,  les reivindicacions urgents del carrer i les lluites per tots els drets.

I com la millor manera d’esbrinar totes aquestes incògnites és ficar el nas, doncs fico tot el cap. Que sempre hi hauria temps de saltar si la nau s’escora o no navega.  O no, tant li fa.

I malgrat no hauria estat la fórmula idònia, ho faig en una modalitat de presentació notòriament arriscada (quant al resultat) i ben poc “primada” ni promoguda. En forma personal, i independent.  Sense lideratge ni llista ni planxa. No ha esta el cas. Les darreres etapes de desencontres em porten a una mena de cinturó de serena prudència, a un espai d’auto-protecció.

Tot a l’inrevés als “affairs polítics” la meva vinculació i determinació en el terreny de les lluites socials es referma i guanya qualitat i quantitat. “És quan lluito que hi veig clar” …i son tantes tantes les lluites a guanyar ! D’una manera molt especial i estimada la lluita per la salut i la sanitat pública. I en conseqüència totes aquelles que tenen a veure-hi. Totes les que tenen com eixos la dignitat, els drets, la justícia, la solidaritat, la humanitat, la lluita de classes, la emancipació, LES PERSONES !! 

Vull dir que no hi jugo més enllà d’un test i auto-test sobre el demarrer d’aquesta nova opció. Passant pel damunt de les cruentes batalletes de tantes potencies originals.

Pot funcionar ?  Caldria que funcionés i per tal cosa cal ser a la línia de sortida. Un cop més, inapel·lable, la historia ens i la jutjarà.

Acabo, parlant del meu llibre encara per escriure. Si alguna persona lectora, és potencial votant, ves per on ! d’aquí a uns dies, a partir del 1 d’abril s’obrirà formalment la “campanya electoral”, Llavors ja us faré un recordatori  per si algú/na vol clicar la meva candidatura (avui encara en fase de correccions tècniques incloent-hi penjar la meva foto identificadora), per dir que pot ja podrà fer-ho i que el meu compromís és l’anteriorment esmentat. Que si no ho fa, mercès també en nom de la meva família. Que sempre que es faci amb respecte no hi cal cap debat sobre una mini-candidatura d’una sola persona.

Que el dia 8 cert no podré assistir a la macro Assemblea per estar participant a un Grup de Treball sobre Serveis Públics a Berlín i no podré saludar-vos.

puños y claveles

I EL MÉS IMPORTANT !! que abans i desprès d’aquest aplec tingueu la certesa que ens trobarem en els moviments socials, les marees. les lluites per la salut i els determinants, les pensions, el treball digne, … la nostra gent. Això passi el que no passi, o sí, amb aquesta elecció i la seva posta en marxa. Serem plegades, si voleu on sempre ens hem trobat. On ningú podrà excloure a ningú. En la més elemental de les democràcies de base i revolucionaries la solidaritat amb els i les qui més necessiten.

Perquè, insisteixo: Salut és lluitar i Lluitar és salut !!!

 

Autodefensa ante la crisis sanitaria pública en Cataluña

La Lamentable

http://lamentable.org/autodefensa-ante-crisis-sanitaria-publica-cataluna/

No procede reiterar aquí la relación calamitosa de déficits, retrocesos y otros horrores que hoy afligen a la sanidad pública en Cataluña, y en todo el Estado. Las cifras son demoledoras y requieren poca explicación y sí mucha reacción. En Cataluña, según las propias fuentes del Departament de Salut hay más de 164.000 personas en lista de espera/desespero para alguna intervención quirúrgica, o más de medio millón para una prueba diagnóstica.  Las cifras reales que nosotros manejamos a pie de Marea Blanca aún las superan.

Detrás de la terrible estadística hay personas abatidas y enormes cantidades de sufrimiento, dolor y de muerte. Pero esta insoportable crueldad parece estar perfectamente digerida y descontada en los planes del Departament.

Todo controlado. Lo público se empobrece y lo privado se enriquece.

El locuaz conseller Toni Comín, acaba de realizar un nuevo ejercicio de prestidigitación en el manejo técnico del desastre. En su última comparecencia de la Comisión de Salud del Parlament (15/3/17) habló y disertó sobre un “grado de cumplimiento” de objetivos del  85% de lo anunciado a inicio de la legislatura. Una sucesión compulsiva de power points, con ilustraciones y bolitas de colores. Se siente satisfecho, se quiere más cada día y pretende aniquilar cualquier crítica desde la oposición. Una exuberancia y autobombo que llegan a ofender en tiempos de dolorosas carencias y miserias en lo público.

La situación en estos tiempos es ya crítica, después de un quinquenio negro (2010-2015) exculpado, el del Boi-Ruizismo caracterizado por la ejecución palmaria de su estrategia neoliberal sin rubor ni anestesia.  Los recortes austericidas y sostenidos año tras año, que como la lluvia sobre suelo mojado, han acabado llevando al límite un sistema sobrexplotado, parasitado y con un@s trabajadores concienzudos pero ya exhaustos y  al borde de tirar la toalla y a manifestarlo. Sometidos a una reducción acumulada de inversión financiera de un 14 % en los presupuestos,  que llega a un 20 % en Asistencia Primaria, que supone más de 6.000 puestos de trabajo eliminados. Miren lo que explican varios médicos/as, enfermeros/as y personal sanitario del CAP de Can Vidalet en Esplugues de Llobregat.  

En paralelo los beneficios del sector privado siguen creciendo, y en los casos más significativos a costa de los mismos recursos derivados  desde lo público vía concierto o externalización.

Las pólizas de seguros privados, para evitar las esperas, siguen al alza sistemática: un 3’43 % en 2016, con más de 11 millones de ciudadanos subscriptores. Cataluña la segunda del ranking con un 28’36 de la población (detrás de Madrid con un 33’9 % y seguida de Baleares y Euskadi).  Las grandes multinacionales del sector bio-sanitario y farmacéutico se han volcado en el suculento “mercado” de la salud, ya sea la alemana Fresenius o las últimas de origen chino.

Presupuestos de Cataluña (2017)

Y en ese contexto nos encontramos en Cataluña en la negociación de Presupuestos para 2017. Un ejercicio de regateo y de goteo de partidas que suben, bajan o aparecen, en función de la “i-lógica” de la suma de votos en el Pleno , de las prioridades partidarias, de una minoría de Junts x Sí que precisa el apoyo de las CUP y se mueve instalada y exculpada en la exigencia del guión independentista. Y a ser posible sosteniendo públicamente que estos son unos presupuestos “sociales”, los que más. Cuando NO lo son en absoluto.

Las insuficiencias son notorias y para muestra ilustrativa la tórpida negociación para aprobar, o no, una partida que permita la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC). En lo sanitario se argumentó que a la cifra de continuidad pasiva se incrementaban 408 millones € adicionales como muestra de la sensibilidad social y de respuesta a la emergencia sanitaria. En el regateo la tijera los ha rebajado substancialmente. En el caso de la partida dedicada a paliar las listas de espera (conceptuada como plan de shock -?-) con 100 millones,  se ha quedado en la mitad (57). Las movilizaciones han saltado de inmediato a la calle y han ocupado incluso la vicepresidencia económica del gobierno  del incombustible Sr. Junqueras. El Departament nos traslada su imposibilidad de rescate dinerario en el presupuesto… pero su voluntad de “resolver”  el recorte por la vía de posteriores ajustes del déficit, o de gestiones similares.

Pero pasó la etapa de los gestos. Pasó el momento de los titulares del conseller anunciando la “Gran desprivatización”, para acabar con la no renovación de un concierto agotado a una/la Clínica del Vallés, o con un alboroto mediático por el anuncio no ejecutado de la compra del Hospital General de Catalunya (a cambio de la no construcción de otros dos en la comarca). Y se acabó.

Y es que no se trata de que, en un detalle de magnanimidad o buen rollo, no nos consuelen con esos 50 millones que faltan para listas de espera. No es eso. Una gota de agua en una tierra desecada a golpe de austeridad. Simplemente exigimos que las cantidades aparezcan en los presupuestos debatidos y presumiblemente aprobados, como expresión del compromiso político para satisfacer un derecho legítimo y una necesidad perentoria. Los derechos se atienden con luz y taquígrafos, con trasparencia y responsabilidad.

¿Por qué hablamos de un momento crucial? Eppur si muove,

Aunque no se publiciten en los medias de implacable control y servidumbre al sistema, lo más cierto es que en los últimos tiempos, y producto de la insoportable degradación que afecta a tantas personas y colectivos, las luchas reivindicativas y las Mareas promovidas desde los movimientos sociales han incrementado también su rebelión y su denuncia.

Incluyendo éxitos ocultados. Como la liquidación del proyecto del Consorcio (privatizador) de Lleida, o el programa Visc+ para la cesión y venta de datos, el big data de la sanidad y ahora reconvertido en programa- auca PADRIS, que aunque no garantiza blindaje público, manifiesta al menos su NO intención de comercialización. Como nunca se reconoció la victoria en contra de aquel brutal REpago llamado “Euro por receta”, de aquel conseller de la patronal que acabo en fiasco vergonzante y en un todavía pendiente compromiso de retorno de lo Repagado a quienes REpagaron sumisamente.

La propia concienciación de la necesidad de confluir en las luchas por los derechos sociales y los Servicios públicos, en una alianza entre pensionistas, enseñantes, parados, deshauciados, y otras plataformas en una Marea de Mareas, es una realidad esperanzadora. Como lo es la puesta en marcha de una Coordinadora de Mareas Blancas por la sanidad pública a nivel estatal, y esta a su vez en contacto con los movimientos activos en Europa.

El próximo día 7 de abril, Día internacional por la Salud las movilizaciones serán extensas e intensas en toda Europa. Hay que colaborar con la campaña europea  colgando sábanas blancas en todos los balcones y ventanas a nuestro alcance para hacer ver y notar que no renunciamos a la Sanidad pública y que no cejaremos hasta revertir la actual deriva y la recuperación de verdaderos Sistemas Públicos (al 100%) Nacionales de Salud.

En la vertiente  mercantil–economicista opuesta ha cundido la alarma y así vemos como se constituye y anuncia la creación de un autentico lobby llamado Cercle de Salut a imagen y semejanza del Cercle d’Economia y que reagrupa a las personalidades y personajes más neoliberales de las recientes etapas del boyante mantra público-privado. O como dese el Departament (CATSALUT) se está articulando a toda velocidad  un llamado “Anteproyecto de Ley de Fórmulas de Gestión de la Asistencia Sanitaria con Cargo a Fondos Públicos”, un sofisticado eslabón legislativo superior para “ordenar”, proteger, y abrir la puerta legal a la actividad privada y la concertación en/con  centros públicos.

Se imponen tiempos de REvuelta. La receta está bien documentada y compartida

REvertir todo lo que nos han depredado y parasitado. REabrir camas, quirófanos y servicios cerrados. REcontratar a miles de trabajador@s de la red pública que han visto como se liquidaban sus puestos de Trabajo. REinvertir en la financiación pública vía presupuestos generales de toda la asistencia que atiende a este derecho. REforzar especialmente la Asistencia Primaria y comunitaria recortada hasta el límite del 20 % en los últimos ejercicios. REcuperación de la debida protección y sostenimiento de la Salud Laboral, la Salud mental,  la Salud Pública. REchazar toda forma de REpago.  Reformar de abajo a arriba todo el esqueleto del Sistema con la imprescindible participación ciudadana en forma empoderada y co-decisoria. REformular una nuevo y esperanzadora construcción de una Nueva Cultura de la Salud. REsisitir y REcuperar la dignidad, la esperanza, la movilización por la equidad, universalidad y calidad  de las atenciones sanitarias y socio-sanitarias. REvolucionar una situación que no puede seguir sumida en el miedo y la REsignación.

Toni Barbará Molina
Secretario de Dempeus per la Salut Pública y miembro de la Marea Blanca de Catalunya

Frente al paradigma obsoleto de “más paracetamol y simvastatina”

 

Autodefensa ante la crisis sanitaria pública en Cataluña

La Lamentable

Toni Barbará Molina
Secretario de Dempeus per la Salut Pública y miembro de la Marea Blanca de Catalunya

Autodefensa ante la crisis sanitaria pública en Cataluña

No procede reiterar aquí la relación calamitosa de déficits, retrocesos y otros horrores que hoy afligen a la sanidad pública en Cataluña, y en todo el Estado. Las cifras son demoledoras y requieren poca explicación y sí mucha reacción. En Cataluña, según las propias fuentes del Departament de Salut hay más de 164.000 personas en lista de espera/desespero para alguna intervención quirúrgica, o más de medio millón para una prueba diagnóstica.  Las cifras reales que nosotros manejamos a pie de Marea Blanca aún las superan.

Detrás de la terrible estadística hay personas abatidas y enormes cantidades de sufrimiento, dolor y de muerte. Pero esta insoportable crueldad parece estar perfectamente digerida y descontada en los planes del Departament.

Todo controlado. Lo público se empobrece y lo privado se enriquece.

El locuaz conseller Toni Comín, acaba de realizar un nuevo ejercicio de prestidigitación en el manejo técnico del desastre. En su última comparecencia de la Comisión de Salud del Parlament (15/3/17) habló y disertó sobre un “grado de cumplimiento” de objetivos del  85% de lo anunciado a inicio de la legislatura. Una sucesión compulsiva de power points, con ilustraciones y bolitas de colores. Se siente satisfecho, se quiere más cada día y pretende aniquilar cualquier crítica desde la oposición. Una exuberancia y autobombo que llegan a ofender en tiempos de dolorosas carencias y miserias en lo público.

La situación en estos tiempos es ya crítica, después de un quinquenio negro (2010-2015) exculpado, el del Boi-Ruizismo caracterizado por la ejecución palmaria de su estrategia neoliberal sin rubor ni anestesia.  Los recortes austericidas y sostenidos año tras año, que como la lluvia sobre suelo mojado, han acabado llevando al límite un sistema sobrexplotado, parasitado y con un@s trabajadores concienzudos pero ya exhaustos y  al borde de tirar la toalla y a manifestarlo. Sometidos a una reducción acumulada de inversión financiera de un 14 % en los presupuestos,  que llega a un 20 % en Asistencia Primaria, que supone más de 6.000 puestos de trabajo eliminados. Miren lo que explican varios médicos/as, enfermeros/as y personal sanitario del CAP de Can Vidalet en Esplugues de Llobregat.  

En paralelo los beneficios del sector privado siguen creciendo, y en los casos más significativos a costa de los mismos recursos derivados  desde lo público vía concierto o externalización.

Las pólizas de seguros privados, para evitar las esperas, siguen al alza sistemática: un 3’43 % en 2016, con más de 11 millones de ciudadanos subscriptores. Cataluña la segunda del ranking con un 28’36 de la población (detrás de Madrid con un 33’9 % y seguida de Baleares y Euskadi).  Las grandes multinacionales del sector bio-sanitario y farmacéutico se han volcado en el suculento “mercado” de la salud, ya sea la alemana Fresenius o las últimas de origen chino.

Presupuestos de Cataluña (2017)

Y en ese contexto nos encontramos en Cataluña en la negociación de Presupuestos para 2017. Un ejercicio de regateo y de goteo de partidas que suben, bajan o aparecen, en función de la “i-lógica” de la suma de votos en el Pleno , de las prioridades partidarias, de una minoría de Junts x Sí que precisa el apoyo de las CUP y se mueve instalada y exculpada en la exigencia del guión independentista. Y a ser posible sosteniendo públicamente que estos son unos presupuestos “sociales”, los que más. Cuando NO lo son en absoluto.

Las insuficiencias son notorias y para muestra ilustrativa la tórpida negociación para aprobar, o no, una partida que permita la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC). En lo sanitario se argumentó que a la cifra de continuidad pasiva se incrementaban 408 millones € adicionales como muestra de la sensibilidad social y de respuesta a la emergencia sanitaria. En el regateo la tijera los ha rebajado substancialmente. En el caso de la partida dedicada a paliar las listas de espera (conceptuada como plan de shock -?-) con 100 millones,  se ha quedado en la mitad (57). Las movilizaciones han saltado de inmediato a la calle y han ocupado incluso la vicepresidencia económica del gobierno  del incombustible Sr. Junqueras. El Departament nos traslada su imposibilidad de rescate dinerario en el presupuesto… pero su voluntad de “resolver”  el recorte por la vía de posteriores ajustes del déficit, o de gestiones similares.

Pero pasó la etapa de los gestos. Pasó el momento de los titulares del conseller anunciando la “Gran desprivatización”, para acabar con la no renovación de un concierto agotado a una/la Clínica del Vallés, o con un alboroto mediático por el anuncio no ejecutado de la compra del Hospital General de Catalunya (a cambio de la no construcción de otros dos en la comarca). Y se acabó.

Y es que no se trata de que, en un detalle de magnanimidad o buen rollo, no nos consuelen con esos 50 millones que faltan para listas de espera. No es eso. Una gota de agua en una tierra desecada a golpe de austeridad. Simplemente exigimos que las cantidades aparezcan en los presupuestos debatidos y presumiblemente aprobados, como expresión del compromiso político para satisfacer un derecho legítimo y una necesidad perentoria. Los derechos se atienden con luz y taquígrafos, con trasparencia y responsabilidad.

¿Por qué hablamos de un momento crucial? Eppur si muove,

Aunque no se publiciten en los medias de implacable control y servidumbre al sistema, lo más cierto es que en los últimos tiempos, y producto de la insoportable degradación que afecta a tantas personas y colectivos, las luchas reivindicativas y las Mareas promovidas desde los movimientos sociales han incrementado también su rebelión y su denuncia.

Incluyendo éxitos ocultados. Como la liquidación del proyecto del Consorcio (privatizador) de Lleida, o el programa Visc+ para la cesión y venta de datos, el big data de la sanidad y ahora reconvertido en programa- auca PADRIS, que aunque no garantiza blindaje público, manifiesta al menos su NO intención de comercialización. Como nunca se reconoció la victoria en contra de aquel brutal REpago llamado “Euro por receta”, de aquel conseller de la patronal que acabo en fiasco vergonzante y en un todavía pendiente compromiso de retorno de lo Repagado a quienes REpagaron sumisamente.

La propia concienciación de la necesidad de confluir en las luchas por los derechos sociales y los Servicios públicos, en una alianza entre pensionistas, enseñantes, parados, deshauciados, y otras plataformas en una Marea de Mareas, es una realidad esperanzadora. Como lo es la puesta en marcha de una Coordinadora de Mareas Blancas por la sanidad pública a nivel estatal, y esta a su vez en contacto con los movimientos activos en Europa.

El próximo día 7 de abril, Día internacional por la Salud las movilizaciones serán extensas e intensas en toda Europa. Hay que colaborar con la campaña europea  colgando sábanas blancas en todos los balcones y ventanas a nuestro alcance para hacer ver y notar que no renunciamos a la Sanidad pública y que no cejaremos hasta revertir la actual deriva y la recuperación de verdaderos Sistemas Públicos (al 100%) Nacionales de Salud.

En la vertiente  mercantil–economicista opuesta ha cundido la alarma y así vemos como se constituye y anuncia la creación de un autentico lobby llamado Cercle de Salut a imagen y semejanza del Cercle d’Economia y que reagrupa a las personalidades y personajes más neoliberales de las recientes etapas del boyante mantra público-privado. O como dese el Departament (CATSALUT) se está articulando a toda velocidad  un llamado “Anteproyecto de Ley de Fórmulas de Gestión de la Asistencia Sanitaria con Cargo a Fondos Públicos”, un sofisticado eslabón legislativo superior para “ordenar”, proteger, y abrir la puerta legal a la actividad privada y la concertación en/con  centros públicos.

Se imponen tiempos de REvuelta. La receta está bien documentada y compartida

REvertir todo lo que nos han depredado y parasitado. REabrir camas, quirófanos y servicios cerrados. REcontratar a miles de trabajador@s de la red pública que han visto como se liquidaban sus puestos de Trabajo. REinvertir en la financiación pública vía presupuestos generales de toda la asistencia que atiende a este derecho. REforzar especialmente la Asistencia Primaria y comunitaria recortada hasta el límite del 20 % en los últimos ejercicios. REcuperación de la debida protección y sostenimiento de la Salud Laboral, la Salud mental,  la Salud Pública. REchazar toda forma de REpago.  Reformar de abajo a arriba todo el esqueleto del Sistema con la imprescindible participación ciudadana en forma empoderada y co-decisoria. REformular una nuevo y esperanzadora construcción de una Nueva Cultura de la Salud. REsisitir y REcuperar la dignidad, la esperanza, la movilización por la equidad, universalidad y calidad  de las atenciones sanitarias y socio-sanitarias. REvolucionar una situación que no puede seguir sumida en el miedo y la REsignación

 

http://lamentable.org/autodefensa-ante-crisis-sanitaria-publica-cataluna/

 

 

 

La saludable lucha por una salud y sanidad públicas

La Lamentable

Antoni Barbará
Médico, secretario de Dempeus per la Salut Pública /miembro de Marea Blanca de Catalunya

logo-marea-blanca

Las pecunias y agresiones para la sanidad y la salud públicas se han cronificado y agudizado desde la que llamaron crisis del 2008. Lluvia fina sobre lo llovido y un quinquenio negro (2010-15 -en Cataluña- y en todo el estado), recortando sobre lo recortado hasta el sobrevenido austericidio.

Difícil de ilustrar con suficientes datos, cifras y ejemplos en tan reducido espacio y con tanto espectro que tratar. Así les propongo la lectura o audiovisión retrospectiva de cualquier media o hemeroteca que trate de la sanidad cotidiana en estos últimos (y ya largos) tiempos. Elijan.

Estas líneas no pretenden repetir otro ejercicio más de relación de calamidades, de errores y de horrores, de lamentos o de indignaciones plenamente justificadas. No es otro listado de listas de espera-desespero, de co-Repagos, de exclusiones, de plantas y servicios cerrados, de puestos de trabajo eliminados y nunca renovados. Cualquier estadística es concluyente.

Mejor sería aportar un mensaje de esperanza, de luz al final del túnel, de prescripción no –farmacológica, si alcanzan ustedes a leer hasta el final. ¿Es posible revertir toda esta calamidad?

Sabido es que la salud es tridimensional: bio- psico- social. Por desgracia, el desastre actual la afecta en todos los órdenes. La tres patas están severamente lesionadas.

Biológico. La sanidad privatizada-externalizada, depauperada, desangrada y parasitada a manos de la “colaboración público-privado”, el negocio vía consorcio o “alianzas estratégicas”. Características globales con identidad locales propias en calidad y cantidad. En Cataluña: líderes en opacidad y corrupción. Infrafinanciación, masificación, derivación a la privada. Un sistema catalán compartido más que menos con otras fórmulas de gobernanza autonómica.

Psicológico. Instalación de una auténtica triple epidemia de miedo, resignación, autoinculpación. Baja autoestima, alta demanda, estrés, ansiedad, depresiones y más enfermedades y mala salud mental. Suicidios, como innombrables cada día más tangibles y más como punta de un iceberg tan explícito como molesto para el sistema.

Social. Cronificación del paro versus trabajo digno y estable, precariedad y condiciones inhumanas, desahucios ejecutivos y ejecutados de vivienda, carencia o insuficiencia manifiesta de pensión o de ayuda vital, contaminaciones amenazantes, presentismo laboral (figura antagónica al absentismo: ir al puesto de trabajo aún no pudiendo tirar del cuerpo), pobreza energética y pérdida de servicios básicos, depauperación de ayudas sociales,  educación pública hermana de la sanidad pública en miserias financieras y en esfuerzos cuasi heroicos de sus trabajadoras/es.

Con estas premisas, se entiende y se explica que la inequidad se muestre descarnada, con unas desigualdades en crecimiento, que las exclusiones sean acusadoras, que surjan día tras día noticias espeluznantes de muertes o secuelas a la espera de atenciones eliminadas, de diagnósticos demorados, de tratamientos ineficientes, de un transporte sanitario que no llegó, de una complicación que no se detectó a tiempo, de una dignidad lacerada en una camilla precaria aparcada en cordón en un pasillo de urgencias. Que no pase más se organizan puestas en pie las víctimas. Todos indicadores de salud son demoledores, empezando por la esperanza de vida, y la mortalidad. La tensión se ha hecho ya irrespirable. Interesad@s que venían a estudiar la sorprendente eficiencia del sistema nacional de salud en Cataluña acuden ahora perplejos a constatar su degradación.

6473c-inmigrantes2

El conflicto se agudiza y extiende: temas como la salud mental, o la salud laboral, o el mal -tratamiento de la dependencia, o la cenicienta atención primaria (principal víctima de todos los tijeretazos presupuestarios), pero también los socio-sanitarios, emergencia de más y nuevas dependencias, la omnipotencia de la industria farmacéutica (que no de l@s farmacéuticos de botica al servicio ciudadano y a la espera de un cobro administrativo soportable), la biotecnología, el apetecido tratamiento economicista del big data sanitario, el deterioro en investigación y la docencia de la ciencias de la salud, y más.

El quid de la cuestión, porque aquí también hay causa- causal y etiología como en cualquier proceso patológico, no es otro que la innegable mercantilización de la salud y de la sanidad. La confrontación desigual de la salud entendida como un derecho y/o la salud como sector de negocios. Contra lo que se afirma en potentes medias del sistema, el mantra de la deseable colaboración es asimétrico y perverso. Los recursos públicos entran en una espiral opaca de ingeniería financiera y acaban sirviendo a la lógica del mercado y a sus objetivos. Léase lucro, de uno u otro pelaje, que también habría que retomar que se entiende hoy por lucro.

Pero anunciaba opciones terapéuticas de reapropiación frente a tanto sufrimiento y acabo:

Las hay y no son ningún fármaco.  Mucho más elemental, natural, saludable, que no fácil: ¡ Salud es luchar… porque luchar es salud!  

http://lamentable.org/saludable-lucha-por-salud-y-sanidad-publicas/